Tradición del 12 de diciembre: Reliquias guadalupanas

Cada 12 de diciembre, creyentes de todo México celebran a su virgen morena con muchas “reliquias”

Rendir ofrendas de reliquias a la virgen morena es una de las tradiciones mexicanas con más alcance en la República mexicana. Cada 12 de diciembre es que se preparan estas famosas reliquias guadalupanas y personas de todo el país, viajan a la Ciudad de México a rendir ofrenda a su Virgen a la Basílica. De igual forma,  hay quienes prefieren hacerlo desde casa y celebrar este día en compañía de amigos y seres queridos.

¿Quieres saber un poco más sobre esta tradición guadalupana? Te seguimos contando. 

El 12 de diciembre

Según las historias mexicanas, La Virgen María, se apareció un 12 de diciembre en el Cerro del Tepeyec a un mexicano indígena chichimeca: Juan Diego Cuauhtlatoatzin.

Por lo tanto durante esta aparición, la virgen le pidió a Juan Diego que construyeran un templo, ante la petición, el Obispo mexicano de aquel entonces le pidió una prueba a Juan Diego.

Al volver con la virgen, le pidió una prueba para mostrar y comprobar su existencia al Obispo Juan de Zumárraga. La virgen, ante esto, le pidió a Juan que llenara su ayate con flores del Tepeyac. Al llegar al obispado y mostrar su ayate ante el Obispo, mostró una imagen de la Virgen Morena.

Por lo tanto, debido a este acontecimiento, es que cada año, el 12 de diciembre, se celebra a la Madre de México, la Virgen de Guadalupe y en su nombre, se preparan un sinfín de fiestas y conmemoraciones.

Publímetro (2019)

Las reliquias de la virgen

Ahora se dice que el origen de esta tradición es del Estado de Zacatecas, se ha propagado con el paso de los años y hoy en día, todas las personas creyentes le brindan homenaje a la Virgen de Guadalupe. En general, esta celebración se basa principalmente en compartir la fe y celebrar a la Virgen, pero también lleva a las personas a participar con otras en un acto de fe.

Las reliquias, según la fe católica, son lo objetos con lo que se representa o tuvo contacto algún santo. En este caso, la comida. Esta celebración no se centra únicamente en las reliquias (comida), es todo el acto litúrgico que la rodea, las familias y amigos que se reúnen para celebrar a la virgen, acompañan este momento con rezos y lecturas religiosas.

¿Cuáles son los platillos principales? Bueno, entre las reliquias no puede faltar el famoso asado de puerco, que con salsas elaboradas a base de chile rojo tomate y cebolla, deleita a muchos de los paladares asistentes. Hay quienes prefieren preparar sopas de fideo o hasta de lentejas.

Además, al terminar la comida y los rezos, las personas brindan más ofrendas, como bailes, mariachis, cantos y mucho más. El significado de estas reliquias es aún más grande, esta celebración es una promesa de devoción y una rendición de culto que busca servir a la humanidad, a las personas que lo necesitan.

Esto es solo un poco sobre esta festividad. Recuerda, es muy importante tener presente la fe y mantenernos en las convicciones que más nos llenen el corazón.