¿Qué es la enología? Manual básico sobre la producción del vino.

Descubre algunos consejos para entender el arte de la producción del vino.

La enología es el arte que todo buen amante del vino buscaría entender poco a poco, ¡Roma no se construyó en un día!. El vino es una de las bebidas más ricas del mundo y algunas veces, ingerirlo trae felicidad inmediata. No por nada es el favorito de muchos. Seas principiante enólogo o no, lo que te contamos a continuación quizás sea de tu agrado.

¿Qué es?

El concepto de la enología podría dividirse en tres partes importantes que la definen completamente:

Ciencia / Arte / Pasión

La enología abarca estas tres palabras clave y las enfoca en la producción del vid. Un experto enólogo se encarga de la producción del vino y lo hace con una perspectiva 360º. ¿Desde qué punto trabaja el enólogo? Se encarga de toda la planeación, desde elegir el lugar para el mejor vid, la producción, análisis y hasta la comercialización.

La palabra como tal, por su etimología, se entiende como el “conjunto de conocimientos y técnicas relativos a los procesos de elaboración y crianza de vinos.”

Griego: “oinos” (“vino”) y “logos” (“conocimiento”).

Tips para comenzar en el arte de la enología y la cata de vinos

Mantén la mente abierta

Revisar la etiqueta del vino que beberás es buena idea, pero déjalo para lo último, que tu primera impresión no se vea influenciada por otra cosa. Es como cuando vas al cine a ver una película que ha sido muy popular y de tan ver o escuchar sobre ella terminas esperando mucho y no la disfrutas. ¡Así con el vino!.

Dale la libertad a tu sentido del gusto, que viva el destello de sabores que solo el buen vid ofrece.

Obsérvalo bien

Al servir tu copa, procura apreciar primero visualmente tu vino. El color te ayudará a saber si el vino que estás bebiendo es más joven o añejo. Si el vino es más oscuro, es joven y si sus colores son similares al de la piel de cebolla es más viejo. Para apreciar mejor los colores también debes buscar el fondo correcto, si es blanco mejor. Podrás verlo en el mantel, una hoja o sobre una servilleta.

Elige la copa correcta según el vino que estás bebiendo.

No te saltes el olfato

Si la parte visual te gusta, espera por el olfato. Oler un buen vino y apreciarlo desde este sentido, te acercará más al vino que estás bebiendo. Puedes oler el vino con la copa en posición normal o con una ligera agitación. Toma tu copa y muévela ligeramente en círculos, llegarán a tu nariz las mejores sensaciones: florales, frutales, balsámicos, especiados y muchos más.

Un consejo: No uses un perfume muy fuerte, podría oscurecer la experiencia.

Sostenla correctamente

Por último, es importante que sujetes bien tu copa. Tómala por el tallo o la base, de esta manera evitarás calentar tu vino. Aplica para la cerveza también. De igual manera, el movimiento circular para apreciar el perfume de tu vino, será más fácil si la tomas por el tallo. Además, podrás ver las “lágrimas” o “piernas” de tu vino, resbalarán cuidadosamente por tu copa y te dará otra perspectiva sobre su densidad y graduación alcohólica: si la velocidad de la caída es menor, la densidad es mayor.

Se cree que la enología y la cata de vinos es más complicada de lo en realidad es, no dejes que los términos complicados te asusten. El mejor vino es el que bebes y disfrutas, o el que compartes. Si los consejos que te compartimos son de tu agrado y tienes unos más, compártelos con nosotros.

No te pierdas más de la cultura gastronómica que tenemos para ti: